Search
Generic filters
Exact matches only

Pioneros en el desarrollo de eléctricos e híbridos

0 5 años ago

Si hay algo que siempre ha caracterizado a BMW es innovar, por eso cuenta entre otras cosas con reconocimientos como el de montar en el primer turbo en un auto de producción como el 2002 (en el año 1973).

Fue justamente en 1972 con la celebración de los juegos olímpicos en Múnich que BMW presentaba sus primeros vehículos eléctricos basados en la plataforma del 1602.

El motor era potenciado por 16 baterías de 12v (normales) puestas en serie, mismas que se podían cambiar al acabarse o dejarlas cargando.

2

Este modelo tenía una autonomía de 60 kilómetros y fue presentado como novedad por parte de la armadora que daba así el inicio a una carrera con el progreso para desarrollar un vehículo eléctrico.

Mantenido en secreto en 1975 se creó un LS 100% eléctrico, el motor era de corriente continua y sus 10 baterías podían cargarse en el tomacorriente de cualquier hogar con 14 horas de carga. Este último extremo lo volvía sumamente atractivo para quienes lo consideraban como una alternativa de movilidad.

3

Los trabajos de desarrollo no cesaron por parte de los ingenieros de BMW y en la década de los 80 se continuó haciendo pruebas de campo con una plataforma más moderna y exitosa, la E30.

4

Además de perfeccionar un banco de pruebas para medir el rendimiento de estos vehículos, se entregaron 8 unidades al servicio postal alemán para someterlos a pruebas más rudas de uso en ciudad y poder recabar una mayor cantidad de datos en condiciones de uso extremas (considerando la cantidad de kilómetros recorridos, paradas continuas, etc.).

Uno de los principales problemas con el que se topaba BMW era la dificultad de adaptar las necesidades de un motor eléctrico a los modelos de serie que salían de sus líneas de armado.

Por ello se decidió crear cinco unidades (prototipo) de la denominada plataforma E1 bajo la premisa de un crear específicamente un “auto de ciudad”; este modelo fue presentado en 1991 en el Auto Show de Frankfurt. En 1993 se presentó una actualización de este modelo, llamada E2 que mejoraba varios aspectos siendo el más considerable el de su batería.

De igual manera se aprovechó el desarrollo para crear 25 unidades sobre la plataforma E36, mismos que fueron utilizados en la Isla de Rügen (Alemania), con el mismo objetivo de someterlos a condiciones de uso diario normal por parte de sus pobladores.

La potencia de este motor era de 111 lb/pie y su autonomía había sido extendida a 160 kilómetros, a pesar de la aceptación de parte del público consumidor, este programa como tal se vio terminado en 1997.

Mucha información se había recolectado y se seguiría estudiando para poder concretar un producto acorde a las necesidades del mercado, que lamentablemente en ese momento de la historia eran distintas (a contrario de cuando se inició el programa en los setentas en plena crisis del petróleo).

5

Tan solo 11 años después en 2008, BMW oficialmente crea el “Proyecto i” regresando a las calles con 600 unidades del Mini E.

Como recordarán los mismos fueron llevados a distintas ciudades del mundo para poder tener así información más precisa sobre distintas circunstancias de manejo, climas, tráfico, etc.

El Club tuvo la suerte de acceder a una de las unidades que estaba aquí en México DF y ese fue nuestro primer contacto (hace exactamente 3 años y algunos días) con los autos eléctricos.

Esa versión contaba con sólo dos plazas, equipamiento de serie limitado y sin duda un gran avance en la regeneración de energía a través de los frenos (que había comenzado en 1972), aunque aún brusco permitía evitar el uso del freno para conducir por la ciudad.

6

El proyecto del MINI E se acabó en 2011, pero eso sólo daba lugar al Serie 1 Active E que había sido presentado en 2010.

Este nuevo modelo presentaba las primeras novedades de BMW Efficient Dynamics. Este vehículo mantenía el rango de autonomía de 160 kilómetros, incrementaba eso si la potencia a 168 HP y el torque a 249 nm.

Ya se incluía por primera vez, la posibilidad de un estilo de conducción “ECO PRO” así como también aplicaciones para controlar el vehículo desde los dispositivos móviles.

Siendo la sucesión lógica al proyecto “i” se continuó con el exitoso programa de pruebas por parte de usuarios y todas aquellas personas que habían participado en la anterior etapa con el MINI E, tenían preferencia para poder arrendar esta nueva serie 1 a partir del año 2012, fecha en la que se comenzaron a entregar las unidades de producción.

El programa al que hacemos mención era de una duración de dos años y libre de mantenimiento por parte del usuario.

Unicamente debían cumplir con cierta cantidad de encuestas por parte de los ingenieros para obtener información de uso y llevar regularmente el vehículo a servicio para análisis de datos.

7

Siguiendo a paso firme con este proyecto, se incrementaron las unidades a 1,100 respecto de las 600 del MINI E.

En ambos casos al acabarse el período de renta y luego de obtener la información de campo, el vehículo debía ser devuelto sin oportunidad de comprarlo. BMW dono todas estas unidades a escuelas para análisis de sus estudiantes y museos de exposición.

La tercera y última parada de este viaje fue en 2013 con el comienzo de la producción del i3, mismo que fuera oportunamente presentado en forma exclusiva durante los festejos del 7° aniversario del Club en 2014.

_DSC0857 - copia.JPG

-NBP-

Deja un comentario